Curiel de Duero

Nuestra casa se encuentra en Curiel de Duero un pequeño pueblo de estilo medieval de la provincia de Valladolid a escasos 4 km de Peñafiel. El pueblo se encuentra enclavado en el Valle del Cuco en el que existe una misma carretera que comunica todo el Valle con lo que una vez entrado en él, solo cabe disfrutar del paisaje, sus pueblos y gentes…

Curiel ofrece muchas posibilidades. Para empezar, el Castillo-Fortaleza de Doña Berenguela, que se sitúa en lo alto de un roquedo a 927 metros de altura. En el interior del recinto se ha edificado un lujoso complejo hotelero (Residencia Real).

En la plaza del pueblo se encuentra el edificio del Ayuntamiento que fue construido reinando Alfonso XII en 1884. Tiene una habitación en la planta baja decorada como “Escuela del Ayer”, en el que se escenifica una escuela de principios de siglo a través de diversos útiles, como pupitres, libros o diversos mapas, en la plaza también tenemos el Palacio de los Zuñiga, construcción del siglo XV de la cual sólo se conserva, la muralla y la torre del homenaje.

Frente al palacio, otro edificio importante, la Iglesia de Santa María, levantada en el siglo XII su parte exterior, y entre el XV y XVI la interior, todo ello en estilo gótico-mudéjar, aunque conserva una valiosa portada románica. En su interior se conservan dos grandes arcadas mudéjares, un bello artesonado mudéjar policromado, así como un retablo mayor del XVI. Presenta bóveda de crucería, y una hermosa fachada porticada.

La Iglesia de San Martín es del siglo XVII; ha sido rehabilitada como bodega privada.

La Ermita del Cristo, situada junto al Rollo de Justicia, en la entrada al pueblo desde la carretera. Tiene retablo barroco del siglo XVIII y una estatua de Cristo del siglo XVI.

Curiel posee casas señoriales y de cofradías, con sus emblemas, y numerosas viviendas tradicionales castellanas, con bodega incorporada, así como alguna vivienda rupestre.

Existen dos elementos arquitectónicos que merecen mención, como son el Rollo Jurisdiccional a la entrada del pueblo, del siglo XV y el Arco de la Puerta de la Magdalena data del siglo XIII.

Los lavaderos del pueblo han sido reconvertidos en un Museo Etnográfico que reúne la colección de objetos comunes en la primera parte del siglo XX un museo que pretende rememorar tiempos pasados.

La entrada es gratuita a la iglesia y los museos, y su horario depende de la época del año, ya que en verano funciona según el horario de la Oficina de Turismo y en invierno es preciso concertar cita en el Ayuntamiento.

Curiel cuenta con un gran patrimonio natural, cabe destacar la ruta de senderismo PRVA-9 que nos lleva hasta las Altas Pinzas de Castilla, desde donde se aprecia una amplia vista de la Ribera del Duero. En un cortado del páramo, existe un asentamiento eremítico de cuevas y pasadizos ya habitados en la Edad del Bronce, en los que destaca un altar excavado en la roca.

La danza típica de Curiel, Las Mudanzas, aún se danzaba durante la fiesta de La Cruz a finales del siglo XX.

Fiestas:
– Fiesta de la Cruz. Procesión de la Santa Cruz, en que ésta es adornada con dulces y frutas. Vino de la zona. Día 3 de mayo.
– San Isidro Labrador. Romería y almuerzo popular en las bodegas. Día 15 de mayo.
– Semana y fiesta Cultural del Valle del Cuco. Mediados de mayo.
– Fiestas de Verano. Misa y procesión, juegos infantiles y populares, aperitivo popular y verbenas. Peculiar baile de Las Mudanzas (también en la Fiesta de la Cruz), al son de una música tradicional catalogada por la Fundación Joaquín Díaz. Primer fin de semana de agosto.
– Fiesta de la Vendimia. Pisado de la uva y dulzainas. Finales de septiembre – primeros de octubre.